Cuanto dura el tratamiento de ludopatía en APAL

image

image

Es esencial dejar claro que la ludopatía no se cura; se rehabilita. Esto implica que de alguna forma una persona que ha recibido el alta psicológica debe mantenerse atenta y mantener algunas precauciones.

¿Cuanto tiempo tengo que venir?
Aunque lo vamos a desarrollar se debería acudir como mínimo una vez a la semana a la terapia grupal 1 vez a la semana hasta que se reciba el alta individual. El alta psicológica se recibe con un promedio de 18 a 30 meses.

¿Qué implica el alta psicológica? Que tu terapeuta considera el proceso de deshabituación finalizado y que has iniciado cambios para poder llevar una vida sin juego satisfactoria.

¿De que depende el alta psicológica?
El alta psicológica depende de muchos factores. Para agilizarlo el paciente tiene que asumir completamente las pautas de tratamiento; e implicarse en las terapias grupales e individuales.

Al comienzo se vive muy angustosamente y es lógico que se quiera ir muy deprisa. Se anhela recuperar la confianza; poder olvidarse de este problema y volver a la vida normal.

Pero precisamente el objetivo es cambiar de vida; convivir con el problema y transformar la desconfianza en prevención.

¿Cuando podré manejar mi dinero?
Decidir en lo que se invierte se debería hacer desde el principio. Si la evolución es positiva y la psicóloga lo ve aconsejable .Se empiezan a manejar pequeñas cantidades que han de estar justificadas.
Una vez dada el alta se suele hacer un consenso con la familia para decidir que es lo más conveniente  (algunos compañeros mantienen las pautas por que creen que es lo mejor).

Hacerse responsable de la enfermedad es aprender a usar herramientas. Y aceptar carencias. Lo esencial es buscar una fórmula cómoda de control externo

¿Debo seguir en la asociación una vez me den el alta? Algunos asociados se implican aún mas para ayudar y recordar. Otros siguen siendo socios y acuden periódicamente. Es lógico que después de tanto tiempo apetezca desconectar pero lo ideal es hacernos alguna visita al menos una vez al año.

Recordad que sin compañeros y familiares que sirvan de ejemplo es muy difícil creer que se puede ser feliz después del infierno. La esperanza que dan estás visitas es crucial para los iniciados y para no olvidarse del problema por parte del veterano. Además que sin éstos veteranos voluntarios APAL no funcionaría.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s